Compartir:

Esta semana a nuestro presidente se le dio por perdonar. Empezó con la deuda millonaria que las prestadoras provinciales de energía mantenían con la mayorista energética Cammesa (que terminaremos pagando todos nosotros). Entre los beneficiados, encontramos a su gran amigo Nicolas Caputo, propietario de Edesur, que debía pagarle una deuda de nada menos que 429 millones de pesos.

Otro de los beneficiados es también Joe Lewis, su amigo inglés, que lo hospedó en su finca millonaria en el sur al que el presidente accedió viajando en su helicóptero particular, recuerdan? (por un hecho similar estuvo procesado el ex presidente Amado Boudou), propietario de Edenor, quien en esta maniobra se ahorra 1.229 millones de pesos.

prestadoras-de-energia

A pesar de todo, la mayor beneficiaria de este “perdón” es la cordobesa EPEC, que dejará de deber 5.400 millones de pesos. También había subido un 30% las tarifas este año y tiene proyectado otra suba de un 25% para principios de 2017. Ya en marzo de este año, Macri le perdonó a EPEC la deuda que mantenía con el ANSES por 235 millones de pesos, por lo que la empresa cordobesa dejó de abonar mensualmente los 5 millones dólares por ese pasivo contraído en 2010.

Patty Mariño Issler