Compartir:

Sigue al rojo vivo la interna de Cambiemos. La denunciadora serial Elisa Carrió ahora denunció penalmente al Secretario de Recursos Hidrocarburíferos, José Luis Sureda, al director nacional de gas licuado de petróleo, Luis Barile, y al subsecretario de Refinación y Comercialización, Pablo Popik, todos dependientes del Ministerio de Energía encabezado por Juan José Aranguren. Los acusa de supuestas negociaciones incompatibles con los deberes de funcionario público.

Mediante la denuncia, la diputada solicita la investigación del presunto delito perpetrado por el trío de funcionarios por sus trabajos anteriores en las compañías ESSO, Pan American Energy, Bridas y otras petroleras.

Fue presentada en la Cámara Federal por Elisa Carrió y recayó por sorteo en el juzgado federal número 11 que encabeza el juez Claudio Bonadio con el número de causa 16819/2016. Ya en junio había cuestionado públicamente en duros términos al ministro Aranguren por ser accionista de SHELL y por consiguiente “no puede lanzar una licitación para comprar gas y adjudicárselo a una empresa donde tiene acciones”.

La grieta parece que empezó a trasladarse al interior de la alianza Cambiemos.

Patty Mariño Issler

Deja una respuesta