Compartir:

Y llegó el día. Terminó el plazo para el blanqueo. Y mostró un durísimo fracaso para el macrismo. A pesar de las presiones a los bancos para que abran fines de semana, de la publicidad y de las flexibilizaciones, sólo se logró un ingreso del 10% del total esperado por el ejecutivo. La falta de confianza (pese al autobombo que hacen desde el 10 de diciembre, que anunciaban a los cuatro vientos que con la sola presencia de Macri y sus esbirros le devolvería la confianza a los inversores propios y ajenos y lloverían los dólares) recuerdan? fue la principal causa del fracaso de la medida.

En total, el gobierno no pudo obtener más de 8 mil millones de dolares con el blanqueo de capitales. Si bien es cierto, que ahora se da inicio a la segunda etapa, ahora las condiciones ya no son tan beneficiosas para los evasores y fugadores de divisas para que blanqueen sus bienes, lo que preocupa al equipo económico de Macri es la falta de  intensidad en el ingreso de divisas.

Lo que resta ahora es saber si este rotundo fracaso de Prat Gay traerá consecuencias para el ministro por su incapacidad de atraer los fondos prometidos.

Patty Mariño Issler

 

Deja una respuesta