Compartir:

Un escueto tuit fue la reacción de Mauricio Macri frente al fallecimiento de uno de los líderes más importantes del siglo XX.

Los tuiteros no le perdonaron que no incluya al pueblo de Cuba y los mensajes de repudio fueron muchos y fuertes.

De todas maneras, ni el presidente ni la vicepresidenta viajarán para participar de las exequias del Comandante. Enviará una comitiva oficial, en la que la única confirmada hasta este momento es Susana Malcorra, la canciller argentina que también levantó polvareda al dar por cerrado el ciclo iniciado por Fidel con su fallecimiento.

Las cenizas del fallecido líder podrán ser visitadas en el palacio memorial José Martí en la Plaza de la Revolución de La Habana, los días lunes y martes, donde su pueblo podrá rendirle homenaje.

El 29 a las 19 horas de La Habana, realizarán un multitudinario acto para despedirlo en la Plaza de la Revolución, que fue y es el corazón político de Cuba, escenario de muchos de los más famosos discursos de Fidel Castro.

Patty Mariño Issler

Deja una respuesta