OTRO ASESINATO DEL GOBIERNO DE @mauriciomacri OCULTADO POR LA #PrensaOficial

Las muertes de la era Macri por ahí no son mediáticas, como las de Fernando de la Rúa, no son espectaculares ni televisadas. Pero son muchas. Y duelen lo mismo.

Tomaremos esta muerte solo a modo de ejemplo. Pero son muchas. Son jubilados que no pueden comprar medicamentos. Son embarazadas que no pueden alimentarse como corresponde y pierden a sus bebés. Son niños subalimentados. Son dueños de pymes que acumulan stress y desordenes coronarios por tener que despedir a su gente. Son mujeres víctimas de la violencia de género avalada por las declaraciones del presidente y de varios altos funcionarios.  Son argentinxs. Son muchxs.

De la que les quiero contar es del fallecimiento de Carlos Buenos, de la localidad chaqueña de Roque Sáenz Peña. Empresario pyme, propietario de la tradicional fábrica de hielo San Remo. La esposa, ante reiteradas llamadas sin responder, se dirigió a la fábrica, que la encontró cerrada con llave por dentro. Con ayuda de la policía forzaron la entrada. Lo encontraron tirado, con un ataque de presión fulminante y con las facturas de luz en la mano. Las facturas, merced al nuevo tarifazo rondaban los $50.000. Carlos llegó a decirle a su mujer que no sabía cómo las iba a pagar, le habló de su hija y le solicitó que cuide la fábrica. Fue trasladado al hospital, pero horas después falleció.

La esposa cuenta que el hombre renegó demasiado, de un tiempo a esta parte vivía angustiado, preocupado, se sentía acorralado. No hay dudas que el detonante del ataque que lo llevó a la muerte fueron los montos excesivamente elevados de las facturas de luz. De pagar 3.000 pesos pasamos a pagar 17 mil, después 19 mil, y él en la mano tenía dos facturas, una mayor a 20 mil y otra superior a 28.000 pesos", indicó la consternada mujer