Sin Censura
Lo que te ocultan los medios dominantes

ARA SAN JUAN Y LA BITÁCORA DE LOS MISERABLES

¿Que pasó con el ARA San Juan?

Una estrategia comunicacional miserable inspirada en la rana hervida viva a fuego lento

Tuvo un problema de comunicación pero estaba todo bien.
Después tuvo un pequeño inconveniente eléctrico pero” fue subsanado sin novedad”.
Después sufrió un principio de incendio pero fue sofocado.
Luego se recibieron 7 llamadas por teléfono satelital, que resultó ser de un vecino de villa ortúzar.
A esa altura lo buscaban en su teórica ruta al puerto de Mar del Plata.
Después sufrió una entrada de agua por el snorkel a la sala de baterías.
Después tenía la mitad de las baterías inutilizadas.

Después pudo haber una producción de gases tóxicos, consecuencia de los compartimientos de baterías inundados con agua salada.
Después se registró una explosión.
Luego esa explosión “pudo ser interna y no haber dañado la integridad del submarino.
Después la explosión se transformó en implosión y mas adelante otra vez en explosión.

Después “podían estar vivos por las reservas de oxígeno existentes.
Después podría tratarse de un caso de “supervivencia extrema”
Después Carrió dijo que estaban todos muertos.
Después Aguad dijo que los buscaban vivos.
Después Macri dijo que ya no los buscaban vivos.
Después se aclaró que seguirían buscando el submarino.
Hasta que finalmente dicen que “podría no hallarse nunca al submarino”

Así, como se hierve una rana hasta la muerte, comunicaron lo que se supo desde el principio.

Que a un submarino averiado, le habían ordenado viajar corriente arriba por el borde del talud al puerto mas lejano disponible.

Así lo comunican todo, sin importar la vida, las emociones o la dignidad.

Así un día, sin luto, sin duelo, sin pena ni gloria, sin sorpresa ni espanto, sin dignidad y sin duelo, se los dio por muertos, sin pagar ningún costo.

Dani Arce