CARTA DE UNA JUBILADA A @mauriciomacri `UNA MENTIRA SUYA ESTÁ AFECTANDO A LOS JUBILADOS´

Lo llamativo acá es que la publica el diario Clarín

Ya se hace inocultable el descontento social contra las políticas que lleva adelante el vacacionador serial del presidente. Hasta el ultrarrecontraoficialista diario Clarín se hace un lugar para publicar mensajes de gente que lo votó, no una sino dos veces y que está sufriendo las consecuencias de su accionar. Ojalá para la próxima vote en defensa propia, y no lo que le dicen los medios.

0

Señor Presidente, Mauricio Macri, usted prometió que con su gobierno se acababan las mentiras. Y lo lamentable es que su mentira afecta nada menos que a los jubilados. Nuevamente a los jubilados, y no solamente nos ha mentido, sino que nuestro Congreso no nos cuida. Y es lo primero que debería hacer.

Es una vergüenza que mientras se siguen bajando el impuesto, el último a las tabacaleras, el ajuste viene por el recorte de las jubilaciones. ¿No hay nadie que nos defienda? Según algunos constitucionalistas afirman que esta modificación para el cálculo de las jubilaciones es inconstitucional, pues no se puede modificar en detrimento de lo que venían percibiendo con los ajustes, pues los nuevos ajustes son inferiores a los anteriores.

Pero claro, no soy ingenua:¡qué les importa a los diputados y senadores que aprueban una modificación que prohibe la ley! En este país estamos condenados a no respetar la ley, sobran los ejemplos a lo largo de nuestra historia. Ni siquiera en estados críticos como los que atraviesan los jubilados mostramos respeto a las normas.

Señor Presidente, el costo de vida no es el índice que se publica, sino la canasta familiar. Pues lo que más se consume, como fruta, verdura, pescado, carne, etc, no para de aumentar. ¿Van los funcionarios y legisladores a la verdulería o al súper? Y ni hablar de los servicios, que las subas para un jubilado son un porcentaje muy elevado de su magra jubilación. Y el que vive en un departamento, las expensas ya se están convirtiendo en demasiado onerosas. Recalco el “demasiado”.

Señor Presidente, señores legisladores, por una vez pónganse en el lugar de los jubilados y, por favor, no modifiquen la movilidad jubilatoria. Somos mayores, pero no estúpidos, y sabremos cómo castigar en las próximas elecciones. Yo lo voté, pero creo que no lo volvería a hacer. Debemos pensar en nuevas personas que vengan con nuevas ideas y que respete a los ciudadanos en general, no solamente a los grandes empresarios, bancos, ejecutivos, y a los de muy abajo que reciben subsidios.O sea que los del medio somos a quienes nunca nos tienen en cuenta. Ni a los trabajadores que pagan el Impuesto a las Ganancias ni a los jubilados que perciben haberes indignos.

Alida de Pinto

hugalid@hotmail.com

Tu opinión suma

También podría gustarte