Sin Censura
Lo que te ocultan los medios dominantes

TESTIMONIO DE JULIÁN BEVIGLIA UNO DE LOS DESPEDIDOS DEL INTI

Ayer me enteré que mí nombre formaba parte de la lista de 250 despedidos del INTI.

Los medios de comunicación en su afán por justificar despidos están saliendo a decir que la plantilla de despidos se armó en función al cobro del presentismo y el cumplimiento de tareas. Nada más falso que eso. Soy un técnico químico que trabaja en el sector de adhesivos del INTI, hace tan sólo un par de meses uno de mis trabajos de investigación recibió una de las 35 menciones especiales que fueron otorgadas sobre un total de más de 350 trabajos presentados en las jornadas “tecnoINTI 2017”. El mismo proyecto de investigación ha sido presentado en numerosos congresos, está tramitándose la patente del producto que dio origen y existen numerosas empresas interesadas en su adquisición. Sin entrar en detalles, el objeto de la investigación implica la eliminación de un producto cancerígeno qué se utiliza en la fabricación de tableros de madera que acarrea, hoy en día, numerosos padecimientos para los trabajadores que fabrican o manipulan dichos tableros (desde el operario hasta un carpintero que trabaje en aglomerado), y para absolutamente toda la población que posea al menos un mueble elaborado con tableros de partículas o MDF en su casa. Es decir, toda la población.
Ni hablar de los innumerables trabajos de asesoramiento técnico que realizo a distintas empresas en temas de adhesión, puesto que en mi sector de trabajo soy quien se encarga del diseño de ensayos fuera de norma y de la aplicación de normas de ensayo excepcionales o especiales
Si del presentismo se trata, les comento que cobré prácticamente todos los meses. Los únicos meses que me lo descontaron completo fue por hacer uso de francos compensatorios, es decir, por hacer uso de las horas trabajadas en exceso sin cobrar horas extras, sino utilizando el banco de horas. Podría mostrarle a cualquiera mí planilla de fichadas y podrá corroborar que todos, absolutamente todos los meses del año los termine con horas de trabajo excedidas (horas que el INTI no recompensa en forma alguna). Todo para poder realizar mí trabajo en la forma más eficiente y profesional posible.
Este es mí caso, pero como este hay 249 casos más, donde han cometido la barbaridad hasta de echar matrimonios enteros. Acá no se trata de premiar el trabajo, pues están echando a muchos de los mejores y más abnegados trabajadores de esta institución.

Acá de lo que se trata es de pisotear los derechos de los trabajadores y la dignidad de las personas, y es eso lo que no podemos permitir.

Comentarios

Tu opinión suma

También podría gustarte