EL RÉGIMEN INAUGURÓ UN RESTÓ SIN BAÑO, SIN COCINA NI HABILITACIÓN QUE SE DERRUMBÓ [TOTAL NORMALIDAD]

Todo un símbolo de un gobierno de utilería (con derrumbe incluido)

0

Los argentinos hemos acuñado multitud de términos para describir diversas situaciones o características, incluso algunos muy particulares que varían de significado dependiendo del contexto, como por ejemplo “gato” que en el caso de tratarse de una mujer, la expresión mas cercana es “prostituta cara” paro si el referido es por ejemplo el presidente Macri, el término describe a un ser pusilánime sin poder de decisión que ejerce un poder forzado por su/s amo/s.

En este caso haremos foco en la palabra “trucho” que significa algo así como “de apariencia noble pero falso en su contenido”.

Este es el caso del patético episodio registrado en la inauguración del RESTORÁN TRUCHO de Margarita Barrientos, en donde en el día de su inauguración, se derrumbó en pleno acto político el Deck colmado de Políticos de primera línea como el Jefe de Gabinete y el Jefe de Gobierno de Caba.

¿Porqué es trucho? Porque no tiene cocina, ni baño, ni cumple con las exigencias legales para la habilitación de una casa de comidas. No obstante, el régimen macrista, (fiel a su estilo) sin importarle un comino las leyes y normativas, intentaron hacer una inauguración con pompa y ceremonia, de otro de sus patéticos símbolos ideológicos y de gestión.

Al restaurante trucho de Margarita Barrientos: sin cocina ni baños y mucho menos habilitación
Se le hundió el piso y quedaron las humanidades dispersas de una decena de personas entre las que se encontraban la referente social y el ministro del Interior que había ido a la presunta inauguración.

Cabe aclarar que el vagón del Subte A (patrimonio histórico) pasó a manos de Barrientos restaurado y con una serie de obras anexas entre las que se encontraba el deck que se derrumbó en su estreno, sin que la ciudadanía haya tenido acceso a los montos del “emprendimiento” que además no está en las más mínimas condiciones de funcionar ni tiene habilitación.

Desde el gobierno de Larreta se lavaron las manos y no se hicieron cargo. Como de costumbre, claro.

No solo estaba mal construído, como quedó demostrado con el hundimiento del piso durante la “inauguración”. El restaurante de Margarita Barrientos no tiene cocina ni baños y, desde luego, ni siquiera habilitación para funcionar como tal.

Una verdadera payasada que contó con el respaldo cómplice de funcionarios del gobierno porteño y nacional. Una mas. Otro símbolo de un régimen patético que quizá haya entregado una muestra gratis de un derrumbe inminente e inevitable.

 

Tu opinión suma

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More