VIDAL NO ES TAN GENEROSA COMO TE QUISO HACER CREER

1

Tal como nos tienen acostumbrados, el “gesto” de la gobernadora de Buenos Aires, de “bajar” el impuesto provincial en las tarifas es puro marketing. Golpe de efecto pour la gallèrie.

Digamos todo. A minutos que el presidente lanzaba el spot publicitario con el yacimiento de Vaca Muerta de fondo (no se le animó a la cadena nacional, ya perdió muchos puntos de imagen como para agregarle algo más) salía en tándem la Vidal prometiendo bajar impuestos provinciales accediendo al pedido del presidente para beneficiar a los bonaerenses, mientras nos regalaba más caritas para la colección.

Pero, a pesar de que el ahorro es ínfimo (son entre $60 y $20 por factura, bah, nada) la “generosidad” de la funcionaria no es tal, ya que la senadora María Teresa García la puso en evidencia al contar que ese impuesto que ella tan benevolentemente perdona, no se estarían cobrando si ella no hubiera ido a la justicia para que le permitan hacerlo.

En 2016, la justicia había suspendido la aplicación de las tasas en cuestión. Ella, en su inagotable apetencia de recaudación, acudió a la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de San Nicolás, que le dio la razón. Y volvió a cobrarlo, a pesar de que el Defensor del Pueblo intentó frenarlo acudiendo a la Corte Suprema de la provincia, esta le dio razón a la gobernadora, quien volvió a cobrarlo desde fines de 2017.

Es decir, que sólo pudo recaudar esa tasa por un par de meses, por lo que no le hará mella su ausencia.

Finalmente, este anuncio significa: sobre factura de luz de $2200, una rebaja de $96. Sobre factura de agua de $ 1340, una rebaja de $ 14. Es decir, en dos servicios que suman $3540, la rebaja sera de $100. La mitad de una pizza”.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More